jueves, 30.11.17 - La Paz

Otras formas de hacer democracia: los colectivos ciudadanos

Ocho colectivos urbanos de La Paz y El Alto conversan sobre sus aprendizajes. “Encontré la forma de hacer mi guerrilla” afirma Iván Nogales, integrante de Compa Teatro desde sus inicios en 1989. Explica que el teatro que hacen en El Alto es un teatro político. “Somos analfabetos corporales. Lo que nos define es lo que hacemos, aunque tengamos discursos hermosos, aunque tengamos ideologías hermosas”, prosigue, al explicar qué es lo que provoca el teatro en la vida de las personas que se dedican a él.

  • Foto: FES / Ocho colectivos conversaron sobre sus aprendizajes

Compa Teatro fue uno de los colectivos ciudadanos que formó parte de un encuentro convocado por la FES, con el objetivo de compartir experiencias y aprendizajes de colectivos que tienen más de veinte años de trayectoria, como Wayna Tambo y Compa Teatro, con otras iniciativas más recientes, pero igual de interesantes.

Ambos colectivos, a través de sus diversas líneas de trabajo, están relacionados con otras iniciativas más recientes, como es el caso de las Mochas Copleras, un grupo de mujeres jóvenes que viven en Tarija, una ciudad al sur de Bolivia, que trabajan para que se reconozca el derecho al aborto y contra el acoso callejero. “Queremos reivindicar el concepto de la mocha, que es como se designa despectivamente a la mujer indígena que deja de utilizar su ropa tradicional y empieza a vestirse con pantalón”, explicó Carla Baldivieso.

La Casa de Les Ningunes, que promueve la comida consciente, los huertos urbanos y procesos de deseducación, fue la sede del evento. Estos jóvenes trabajan para constituir una comunidad autosustentable, basándose en principios como la complementariedad y la solidaridad. Diluir el poder para que llegue a todas las personas, equilibrar los trabajos de cuidado con aquellos que generan ingresos, esforzarse por construir un camino único y propio, son algunas de las estrategias de Les Ningunes para perseverar en su objetivo.

También participaron representantes de Metamorfosis y Wiñay Wara D.S.G. (Estrella Eterna Diversidad Sexual y Genérica), colectivos que agrupan a jóvenes LGBTI y trabajan promoviendo sus derechos sexuales y políticos. Muchas veces eso pasa por campañas informativas, elaboración de materiales de difusión, prevención de enfermedades de transmisión sexual, iniciativas contra la violencia sexual.

Geraldine Ovando, representante de Casa Espejo, reflexionó sobre los ciclos de vida de los colectivos urbanos, que se agrandan o se achican según el momento. Este colectivo nació el 2011 y rápidamente cobijó múltiples iniciativas, referidas a exposiciones artísticas, conciertos, talleres de diseño gráfico, ferias de trueque, grupos de economía alternativa, etc; para luego volver a su objetivo inicial: un cineclub. La imposibilidad de manejar el espacio físico según las propias necesidades, y dificultades de autosostenibilidad, llevaron al decrecimiento del proyecto.

Los objetivos del Círculo de Achocalla son más restringidos, pero amplios al mismo tiempo. Los integrantes apuestan por el principio de la construcción colectiva del conocimiento. Desde hace seis años se reúnen un domingo al mes, todo el día, para discutir un tema específico, que luego se trabaja en reuniones semanales hasta llegar a un texto consensuado. Con más de 80 publicaciones, el camino no es fácil: “A veces tenemos posiciones diferentes en un mismo tema. Por eso una vez casi se rompe el grupo. Pero después de cuatro años en el Círculo, yo recuperé mi confianza en el ser humano”, cuenta Marcelo Machicado.

Friedrich-Ebert-Stiftung
FES Bolivia

Av. Hernando Siles N° 5998
esquina calle 14
Obrajes
La Paz - Bolivia

(+591-2) 2750005
(+591-2) 2750090

info(at)fes-bol.org

Siguenos en:

volver arriba