viernes, 19.10.18 - La Paz

Mesa de Diálogo: Mujeres trabajadoras frente a la violencia y el acoso en el mundo del trabajo

Avances y estrategias rumbo a la firma de un convenio y recomendación internacional ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

  • Distintas organizaciones participando de la mesa de diálogo

Representantes de varias organizaciones se reunieron en la ciudad de La Paz para denunciar violencia y acoso en el mundo laboral, con el objetivo de firmar un convenio y recomendación internacional ante la organización internacional del Trabajo (OIT). En las pancartas que cubrieron las paredes, se podían leer nombres de varias instituciones tales como de la OIT, del Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza (http://gregorias.org.bo/CPMGA), de la Red de Mujeres Trabajadoras y Sindicalistas de Bolivia (RMTSB), de la Friedrich Ebert Stiftung (FES) y del ALTO. Carla, representante de la CPMGA saludo la diversidad del grupo ya que estuvieron varias representantes del interior del sector de salud, construcción y mercados.

Crear un espacio de dialogo

La mesa de diálogo se abrió con un video de introducción, el cual presentó ejemplos de violencia y acoso laboral, para poner bases en la identificación de qué tipo de comportamiento es acoso o violencia. Entre otros, se pudo ver que una trabajadora solicita su honorario a un superior masculino quien, en vez de darle una respuesta profesional y clara, se tomó la libertad de hacer una broma humillante que sugería un pago sexual. Como lo explicó Sofía Ríos, miembro de la RMTSB, 95% de las mujeres han declarado haber vivido una situación de violencia y acoso en el mundo laboral en 2017. La RMTSB lleva años denunciando abusos y la ausencia de debate en Bolivia sobre el tema – una realidad que participantes comentaron más que una vez en este encuentro.

Anahí Alurralde, identificó la cuestión de violencia y acoso laboral como parte de una lucha más general de las mujeres en su acceso al mundo salarial frente al sistema patriarcal: “estar reunidas así es una conquista”, comentó. Rodrigo Mogrovejo, Coordinador Nacional de la OIT, saludó la presencia de una audiencia implicada en esa mesa de diálogo, recordando que los instrumentos de la OIT son votados por democracia, por eso la importancia de la participación  en la negociación y elaboración de leyes. Por ello, es necesario crear un espacio de discusión. La participación política estuvo en el centro de este debate. “No es una cuestión de ser feminista; es democracia”, señaló la deputada Jimena Costa.

Hablar de masculinidad

Ante un público compuesto principalmente por mujeres, Rodrigo Mogrovejo identificó el problema como una cuestión de género: “no hay trabajo decente si no hay equidad de género”. Tania Sánchez, representante en el podio del CPMGA, explicó que en sectores masculinos, el acoso es más fuerte, lo que confirmaron voces en el público. Para Jimena Costa, el problema es ante todo estructural. De hecho, aunque no sólo las mujeres son víctimas de la violencia o los hombres son los perpetradores, la violencia y el acoso en el lugar de trabajo son parte de un sistema de dominación de género por otro que debe ser claramente identificado en su base. Esto corrobora Philipp Kauppert, director de la FES, quien lanzó la pregunta más general de, porqué hay tanta violencia, más allá del convenio. Kauppert comentó la ausencia de hombres en el público y la importancia de hablar de masculinidad, insistiendo que hay que cambiar esta imagen latente de una cierta masculinidad que permite esas cosas: “Es un tema de mujeres? No creo”.

Entender el acoso

La deputada Jimena Costa señaló que el 60% de las mujeres, representantes empoderadas sufren de acoso. “Imaginen que pasa con nosotras de la calle”, esas violencias, las viven día a día las mujeres.

Cuando Sofía Ríos preguntó cuántas de las mujeres presentes habían vivido acoso o violencia laboral, algunas voces fuertes se destacaron en el público: “la mayoría”- “todas”. Ríos identificó estos mecanismos y acciones: entre otros, unos ejemplos son insultos, intimidación, discriminación, asignación de tareas propias pero fuera de horarios laborales. Pero también se trata de violencia de forma particular, violencia que se dirige específicamente a las mujeres – por ser mujeres, tales como el acoso sexual, la supresión en el incumplimiento de derechos. Jimena Costa continúo con la explicación que muchas mujeres no lo ven como acoso; y cuando los hombres hacen chistes, tampoco es por ser malos, sino porque no saben que es acoso. Por ello, la importancia de crear un debate. Con humor y sin embargo con mucha seriedad, concluyó su presentación, ofreciéndose a la COB públicamente, en sus propias palabras, para explicar que es el acoso.

Leyes y sanciones

Boris Villa, representante de la COB, observó en una presentación introductoria que el acoso no se trata solamente de golpes, sino de otras presiones y no existe una ley para responder a este tipo de violaciones. El subrayó la importancia de los reglamentos internos y la necesidad de identificar el compromiso de la COB en relación a esta problemática. A eso, Tania Sánchez agregó que donde los trabajadores no están organizados, hay más violencia laboral. A través de la democracia sindical, se abre una lucha. “Podemos tener leyes, pero si no existen sanciones concretas, va a ser muy difícil avanzar, esto va de la mano con la declaración de Jimena Costa: “el objetivo no es solamente atender denuncias, queremos ajustar la normativa”, señalo.

Un Manifiesto para poner fin a la violencia y al acoso laboral

El evento culminó con la lectura del manifiesto de las Mujeres Trabajadoras y Sindicalistas que presentó Aydee Garcia, representante de la RMTSB, el manifiesto subrayó que los hombres también sufren de violencia en el lugar de trabajo, y que no se trata sólo de la violencia perpetrada por los hombres contra las mujeres. Después de presentar el compromiso militante de la RMTSB sobre este tema, el manifiesto reclamó que se logre el compromiso pleno del Estado Plurinacional de Bolivia con la erradicación de esta problemática. Finalmente, el manifiesto llamó a todas las organizaciones sindicales para apropiarse de la problemática de la violencia y el acoso laboral en el mundo del trabajo y hacer de esta lucha una bandera del movimiento sindical boliviano.

Reacciones y conclusiones

Finalmente para terminar el evento, Rodrigo Mogrovejo, coordinador Nacional de la OIT, declaró que "personalmente iba a hacer seguimiento a este proceso", mientras Anahi Alurralde se comprometió hacer llegar las propuestas presentadas durante el evento. El siguiente año, la OIT va a celebrar sus 100 años. El objetivo es celebrar el aniversario con un convenio sobre el acoso y la violencia laboral.

Como dijo Rodrigo Mogrovejo, “no va a ser fácil”, pero los participantes salieron motivados de la Mesa de Diálogo. Los expositores lograron convencer de la importancia de esta reivindicación y el público supo mostrar su compromiso militante. Para Sofía Ríos, representante de la RMTSB, “El objetivo es grande y transcendental, es un momento histórico”. El manifiesto ya ha recogido 84 firmas. 

Friedrich-Ebert-Stiftung
FES Bolivia

Av. Hernando Siles N° 5998
esquina calle 14
Obrajes
La Paz - Bolivia

Casilla - 12960

(+591-2) 2750005
(+591-2) 2750090

info(at)fes-bolivia.org

Siguenos en:

volver arriba